Los 3.600 segundos de clase

Vicente Rodríguez García, director de la sección de BUP-COU, en la lectura de la memoria del curso 1994-1995, subrayó la importancia de lo cotidiano en la vida escolar, frente a las múltiples y brillantes actividades que citó. Efectivamente, a lo largo de los años en que se leían las memorias del centro en la ceremonia inaugural de un curso, se relataban y se recordaban las actividades extraordinarias, aparentemente más vistosas y llamativas que las actividades ordinarias, dejándose a un lado el núcleo esencial de la vida de un centro educativo: las meritorias actividades docentes, las discretas e inadvertidas clases de cada profesor en su aula día a día y hora a hora [1].

El día a día, el año a año en el estilo educativo de Altair se concreta en los 3.600 segundos de duración de cada clase. Esta fórmula fue la figura gráfica de la preocupación pedagógica trasmitida por José Ramón Marín, director de la sección de BUP-COU en los años ochenta, a los diferentes departamentos. Plasmada en el dossier de experiencias educativas ha dejado huella indeleble en los profesores y alumnos de aquellos años [2].

Luis Augusto Pascual, Vicente Rodríguez y Mariano Hernández-Barahona en una sesión de formación, hacia 1980 (Archivo Histórico de Altair).

Este día a día nos obliga a recurrir al dicho popular de que los árboles no dejan ver el bosque, refrán que cobra una especial realidad en el caso de un centro educativo como Altair. Porque, un profesor afronta en su tarea educativa, desde el instante que desembarca a primera hora de la jornada en las aulas, tal cantidad de situaciones y de imprevistos, que se cumple al pie de la letra el sentido de dicho refrán. Acercarse al zaguán, atravesar el vestíbulo y alcanzar el aula, entrar y disponerse a empezar la clase es ya de por sí una aventura de incierto resultado, es como internarse en un bosque topándose con un tronco de árbol tras otro, chocando y rebotando de aquí allá, dejándose la piel entre cortezas, ramas y zarzas. Así, de modo análogo, la actividad frenética inherente a la educación dificulta contemplar la hermosura de la tarea que se desarrolla; la belleza de la vegetación, la frondosidad de las hojas, la abundancia de frutos, el color y la fragancia de las flores sólo pueden descubrirse alejándose de la primera línea y observando el paisaje con la perspectiva que da el tiempo y la reflexión serena.

Y, si revivimos la imagen del bosque, a medida que se entra en él y se dejan atrás y quedan a la espalda, sobrepasados y olvidados, los primeros árboles, sigue aún sin verse el bosque. Cómo se pueden describir los afanes educativos cotidianos, de los que no hay nada especial ni espectacular que narrar, pero que configuran la esencia y la existencia de una comunidad educativa. Así es el día a día de un centro docente. Por eso, qué difícil es relatar el transcurso de todos estos años. Hacer memoria de tantos años a través de los textos que describen las actividades desarrolladas obliga a la conclusión de que el verdadero núcleo de un centro educativo es en realidad el esfuerzo del día a día en las aulas: los 3.600 segundos de las clases, hora tras hora, día tras día y curso tras curso. Efectivamente, esta realidad la confirmaba Vicente Rodríguez en la lectura de la memoria cuando subrayaba la importancia de lo cotidiano en la vida escolar y no sólo las múltiples y brillantes actividades realizadas [3].

[1] Cfr. “Inauguración del curso académico en Altair”, en El Correo de Andalucía, 3 de noviembre de 1995, p. 26.

[2] José Ramón Marín, “El profesor y el rendimiento escolar, los 3.600 segundos de mi hora de clase”, en dossier de  experiencias educativas, Altair 1982.

[3] Cfr. “Inauguración del curso académico en Altair”, en El Correo de Andalucía, 3 de noviembre de 1995, p. 26.

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s