PROYECTOS QUE SE CUMPLEN

A pesar de la provisionalidad del primer edificio: un pabellón aislado en un descampado, el proyecto de Altair caló rápida y profundamente en el barrio. Aquellas familias pioneras y sus hijos confiaron plenamente en la palabra de los promotores de Altair. Así lo expresaban los padres, años después, con el edificio nuevo ya levantado, cuya magnífica construcción era la confirmación del cumplimiento de las promesas y las esperanzas puestas en aquel proyecto.

El edificio nuevo es un edificio moderno basado en la adecuada adaptación de las formas constructivas a la función que desarrolla: la educativa. La funcionalidad del novedoso diseño será pronto reconocida, pues, el edificio recibirá la Medalla de Plata del Excmo. Ateneo de Sevilla en la Exposición de Primavera de 1969.

El proyecto constructivo de Altair era muy ambicioso. Por ello, el primer edificio definitivo quiso ser una verdadera aportación, no sólo a la arquitectura, como pronto se demostró con la concesión del premio del Ateneo de Sevilla, sino especialmente a la educación: a la promoción educativa de los alumnos y familias de los barrios de Altair. Efectivamente, el edificio nuevo fue todo un referente de la arquitectura funcionalista; incluso actualmente «se trata de un exponente casi único de estas tendencias en nuestro entorno inmediato». Su gran repercusión revelaba el importante trabajo de promoción desarrollado por los directivos de Altair y, en definitiva, el prestigio que Altair hubo alcanzado en tan sólo tres años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s