NUESTRO MODELO EDUCATIVO

Para comprender la opción educativa por la enseñanza diferenciada elegida por Altair no hay que olvidar que, como vimos en las primeras páginas, en los años sesenta los centros de enseñanza, institutos públicos o colegios privados, en toda España y evidentemente en Sevilla eran o masculinos o femeninos. Por el contrario, eran una excepción los centros mixtos. De ahí que, «cuando en 1967 se inició Altair, los padres de familia y profesores que lo promovieron buscaban para los alumnos de estos barrios la mejor formación académica y una formación integral para su futuro, con un sentido cristiano de la vida. Altair se constituyó basándose en las experiencias más innovadoras de las mejores escuelas europeas y americanas.