Tres Barrios

El conjunto formado por los barrios de La Candelaria, Los Pajaritos y Madre de Dios es conocido en la actualidad por Tres Barrios. En este conjunto urbano encontramos que, desde el punto de vista de su caracterización urbanística, arquitectónica y socioeconómica, no hay grandes diferencias. La separación entre ellos es mucho más teórica que real y efectiva.

LA CANDELARIA

Vista aérea de la periferia este, el futuro territorio de Altair, en 1956

El barrio de La Candelaria recibe esta denominación de la huerta sobre la que la barriada está construida, y que estaba comprendida entre la Huerta de Madre de Dios y la Hacienda de Jesús, María y José (Amate). En 1955 adquiere el Real Patronato de Casas Baratas la Huerta de la Candelaria, al este del núcleo urbano, al otro lado de lo que eran los muros de defensa contra las inundaciones, en la que se proyectaron 1.124 viviendas de tipo social, junto con los servicios comunitarios elementales. Muchos de sus primeros ocupantes procedían de zonas deterioradas del sector norte del casco histórico, o de las arrasadas por las riadas del Tamarguillo.

Sus calles fueron rotuladas en 1960 con nombres derivados de candela: Candelabro, Candelaria, Candelas, Candelera, Candeleda, Candeleta, Candelilla, Candelón, Virgen de la Candelaria y la plaza del Candil.

El trazado de la barriada es ortogonal, formado por bloques de pisos de tres y cuatro plantas, separados por unos espacios públicos, que en muchos casos han sido cerrados por los vecinos, originando de este modo una especie de patio común, que utilizan como zona de desahogo, sobre todo como tendederos, ya que los edificios no poseen azoteas.

Quizá lo más destacable y lo que le da una mayor personalidad al barrio, son los dos patios comunicados entre si, existentes entre Candelón y Candelabro. En torno a ellos existen bloques de viviendas de tres plantas, que dan directamente al patio las bajas y a una galería corrida las superiores, reproduciendo así la estructura característica de los corrales de vecinos tradicionales. En el centro de uno hay una fuente y en el otro una cruz de forja, imitación de la que hay en el barrio de Santa Cruz.

La zona es residencial y la actividad comercial está protagonizada por un número relativamente grande de  pequeños establecimientos, dedicados, en parte, a la venta de productos de consumo diario, que se concentran fundamentalmente en la calle Candeleda y su prolongación. El principal lugar de reunión y esparcimiento de la barriada es la plaza del Candil, llamada por los vecinos plaza o plazoleta de la Candelaria[1].

LOS PAJARITOS

Vista aérea de Los Pajaritos recién construidos, en 1959.

El barrio de Los Pájaros (conocida por el diminutivo Los Pajaritos) ocupa parte de los que antaño fueron los terrenos de la Hacienda Amate. Las construcciones se realizaron en 1959 y constituyen la primera fase de urbanización en la que se levantaron 1.152 viviendas de carácter social. El promotor de la edificación fue el Real Patronato de la Vivienda. La labor se llevó a cabo con una rapidez asombrosa, pues las obras comenzaron en mayo de 1959, y el 17 de noviembre del mismo año se inauguraban las primeras edificaciones en el sector denominado Nazaret. La mayor parte de sus calles llevan nombre de pájaros, a lo que debe su denominación[2].

En razón de su diferente aspecto morfológico y de las distintas etapas de su creación, se pueden distinguir dos núcleos fundamentales: al este se distingue Nazaret (que debe su nombre a la promotora de la edificación: el Patronato Diocesano del Hogar Nazaret). Se trata de una de una zona trazada a cordel con edificios paralelos y una disposición general uniforme. La ordenación de esta primera fase responde a una retícula ortogonal, donde se distribuyen manzanas alargadas compuestas por dobles bloques lineales de cuatro plantas que se cierran en los testeros con piezas de dos plantas, destinadas a locales comerciales.

El segundo núcleo, situado al norte, es “la zona triangular” cuyos límites dibujan una estructura triangular que le da nombre, se distribuye organizado en tres grandes manzanas irregulares donde se combinan tres tipologías de edificios: trazado en H, en Y o zigzag y de grandes patios abiertos en U[3].

Estos dos núcleos, confluyen en el área central para equipamientos, en torno a la plaza del Doctor Andreu Urra. Este espacio linda con los barrios de Nuestra Señora de la Candelaria y Madre de Dios, y en él, están los edificios de servicio comunitario. La edificación está constituida por bloques adosados de tres o cuatro plantas, de baja calidad y pisos de reducidas dimensiones. Las diferencias con las otras dos barriadas colindantes son escasas, tanto en el aspecto físico como en el vecindario y rasgos socioeconómicos.

En 1963 el Ayuntamiento procede a la construcción del mercado de abastos, y en 1964 el colegio Victoria Diez, e igualmente se procede a la edificación de la parroquia de Nuestra Señora de la Blanca Paloma. Después se fue construyendo “la zona triangular”. Las construcciones de viviendas siguieron hasta 1970, año en que se levantó la franja que mira a la avenida de Andalucía. En esta zona los edificios muestran una calidad superior a los anteriores[4].

MADRE DE DIOS

Su nombre es debido a que el espacio en donde se asienta estaba ocupado por la Huerta Madre de Dios y parte de la de Candelaria, según plano de 1952. Promovida por la Obra Sindical del Hogar, se inició la construcción en 1960; se construyeron 1.964 viviendas y 12 locales comerciales y, en 1962, promovido por el Instituto Nacional de la Vivienda, intercaladas en la promoción, se edificaron 192 viviendas más.

La barriada está integrada por numerosos bloques de pisos, de dos, cinco y ocho plantas, y sus calles tienen nombres de constelaciones, galaxias e instrumentos astronómicos fundamentalmente. En general, el sistema viario es bastante homogéneo; casi todas las calles son iguales, sólo se diferencian por su longitud. Son mayoría las peatonales, terrizas y con una hilera central de árboles. En los espacios abiertos se aprecia más la deficiente urbanización de la barriada, como es el caso de la plaza del Astrolabio, que por su ubicación en el centro del barrio, una vez acondicionada, facilitaría su carácter de lugar de encuentro y de esparcimiento.

La zona es residencial y la actividad comentada no es muy importante, viéndose limitada a la existencia de algunos pequeños establecimientos dedicados a proveer al vecindario de los productos de primera necesidad, que se concentran especialmente en algunos puntos, como la plaza del Zodíaco. La venta ambulante también se da, sobre todo en la plaza de Andrómeda, pero los vecinos prefieren el mercado, que se encuentra ubicado en la barriada colindante de los Pájaros[5].

[1] Cfr. Ana Reguera, “La Candelaria”, en Diccionario Histórico de las Calles de Sevilla, Parte II, Consejería de Obras Públicas y Transportes y Excmo. Ayuntamiento de Sevilla, Sevilla 1993, p. 135.

[2] Cfr. Pilar Almoguera, La barriada de Los Pajaritos, Sevilla, Servicio de Publicaciones del Ayuntamiento de Sevilla, Sevilla 1981, pp. 27-28.

[3] Cfr. Ramón Quero, 1913‑2013. I Centenario de la Real Fundación Patronato de Vivienda, Sevilla, Catálogo de la Exposición, Sevilla 2014, p. 45.

[4] Cfr. Pilar Almoguera, La barriada de Los Pajaritos, Sevilla, Servicio de Publicaciones del Ayuntamiento de Sevilla, Sevilla 1981, p. 29.

[5] Cfr. Ana Reguera “Madre de Dios” en Diccionario Histórico de las Calles de Sevilla, Tomo II, Sevilla, Consejería de Obras Públicas y Transportes y Excmo. Ayuntamiento de Sevilla, Sevilla 1993, pp. 49-50.