Rochelambert

El barrio de Rochelambert nació en los años setenta del siglo pasado sobre los terrenos de la desaparecida Hacienda de Amate. Recibiría al nombre de Ciudad de los Condes de Rochelambert en homenaje a Juan Carvallo Meyer, conde de Rochelambert[1] y presidente del consejo de administración de COIBESA (Constructora Inmobiliaria Bética S.A.), empresa que se encargó de la construcción y promoción de las viviendas del barrio.

Rochelambert en Google.

El barrio fue ideado como una ciudad residencial equipada con numerosos servicios como club deportivo, cine o zonas verdes. De las interesantes aspiraciones del nuevo barrio dan idea las palabras recogidas en la prensa de la época[2]. Sus calles configuran un plano intensamente urbanizado, en el que se distinguen amplias zonas de aparcamiento y espacios verdes. Predominan la construcción en altura de bloques de cinco plantas, de ladrillo visto y precedidos por zonas ajardinadas, aunque en algunos sectores los bloques alcanzan las doce plantas e incluso las dieciséis, como sucede en Puerto del Escudo. Pavimentada con asfalto y dotada de amplias aceras de losetas y terrizo; existe abundante arbolado aunque desigualmente repartido. Hay varias calles peatonales y otras sin salida para el tráfico rodado. Las calles de la barriada fueron rotuladas, en 1974, con nombres de puertos de montaña españoles: Puerto de la Mora, Puerto del Escudo, Puerto de Piqueras, etc.[3].

Está atravesado por dos arterias principales. La calle peatonal Juan Carvallo cruza el barrio de norte a sur. En ella se encuentran gran cantidad de comercios, bares, la Parroquia de San Luis y San Fernando, uno de los colegios del barrio, y un pequeño parque infantil. La otra vía importante es la calle Puerto del Escudo, vía principal de acceso, que atraviesa el barrio de oeste a este y concentra una variada oferta comercial y sucursales bancarias. El barrio, además, tiene Comisaría de Policía, Centro de Salud, y Centro Deportivo que dispone de piscina climatizada y pabellón cubierto, y varios parques infantiles. Rochelambert cuenta con dos colegios, el Pontífice Pablo VI y el Emilio Prados, además del instituto Salvador Távora. En la avenida Los Gavilanes comparte con Juan XXIII dos paradas del parada del Metro, y lo comunican con la ciudad varias líneas de Tussam.

[1] El linaje del título de conde de Rochelambert, creado por la reina Blanca de Castilla, regente de Francia en el siglo XIII, era solariego del “Château de la Rochelambert”, en la región de el Alto Loira francés.

[2] Cfr. “Los aspectos sociales de las barriadas fueron expuestas al Rey con motivo de su vista al Cerro del Águila”, en ABC de Sevilla, 31 de marzo de 1976, p. 8. En 1976, entre otras palabras, se dice que: “Don Juan Carballo Meyer, conde de Rochelambert, hizo entrega a Sus Majestades los Reyes de la llave de la Ciudad de los Condes de la Rochelambert, participándoles que había prometido dar este nombre a un barrio de Sevilla de cuatro mil viviendas, del que era promotor, en el deseo de que este título regresara a España en un barrio de la eterna Sevilla”.

[3] Cfr. Eduardo Camacho, “Rochelambert”, en Diccionario Histórico de las Calles de Sevilla, Tomo II, Sevilla, Consejería de Obras Públicas y Transportes y Excmo. Ayuntamiento de Sevilla, Sevilla 1993, p. 264.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s