La Escuela Deportiva y los barrios

Ni Altair ni sus barrios serían lo mismo sin la Escuela Deportiva. La promoción del deporte que ha llevado a cabo Altair desde sus inicios, y más concretamente a través de la precoz iniciativa de la Escuela Deportiva a lo largo de más de cuarenta años, ha servido para sacar de la calle a generaciones enteras de sevillanos, vecinos de la periferia extrema de la ciudad. Por eso, animados por ese ideal de educar las personas a través del deporte, nació una de las primeras escuelas deportivas de España, aquí en Altair, en palabras de Manuel Bautista, director técnico de la EDA, al cumplirse los veinticinco años de la Escuela Deportiva [1].

La familias de los alumnos de Altair y las de los chicos de otras escuelas e institutos del entorno encontraron siempre en la escuela de fútbol una solución a sus preocupaciones por tener a sus hijos lejos de los problemas de droga y delincuencia en la calle por los que pasaron los barrios del entorno de Altair entre los años setenta y ochenta. Así lo expresaba en 1976 Ginés López Cirera: «En Altair he encontrado chicos de otros colegios de 8 y 9 años, y hasta jóvenes de 15 o 16 años practicando deporte. Esto ha sido una satisfacción para mí, ya que el problema enorme que para la juventud tiene el distrito son las drogas. Esto parece una barbaridad, pero es así. Hay puestos de venta de drogas fijos en el distrito VII» [2].

            En los primeros años de la escuela, los jóvenes de la zona necesitaban un apoyo importante en todos los sentidos, también en su formación y educación. La droga, la marginación social eran problemas que debían ser atajados con urgencia. Si no se les ofrecía una alternativa saludable, entraban en ese círculo vicioso del que era casi imposible salir. «En aquella época –explica Quino Navarro– había muchos chicos que tenían cerca el mundo de la droga y la delincuencia. Como ejemplo, yo les decía que si no estudiaban era como si les robaran a sus padres, que estaban invirtiendo tanto en ellos, a veces con una gran cantidad de horas en el trabajo para pagar sus estudios» [3].

Fuera de estos casos extremos, los problemas de los jóvenes siguen existiendo, y por esta razón se continúa haciendo una gran labor social, de integración, en el barrio. A la escuela acuden muchos chavales que no estudian en Altair y que están perfectamente integrados en ella, y no se les valora por sus cualidades físicas o sus habilidades con el balón, sino por lo que son: personas con ideales, con ganas de ser felices y de llenar de contenido algunas horas de este tiempo en el que no están en el colegio [4].

Javier Delgado, actual director de Altair, comentaba en la revista conmemorativa de los 40 años de la escuela que: «Este carácter pionero de la EDA la ha convertido siempre en un auténtico referente en nuestra ciudad. Nos llena de orgullo que todas las escuelas deportivas, incluidas las de nuestros equipos Real Betis y Sevilla FC echaron un ojo a Altair para saber cómo se había gestionado esta idea, e incluso mimetizaron en muchos aspectos nuestra estructura y funcionamiento. Cada paso que daba la EDA era seguido para ser adaptado, por lo que podemos sentirnos parte responsable del impulso del deporte en Sevilla» [5]. Porque todo lo que en nuestra ciudad se emprendería más tarde en el campo educativo a favor de la formación deportiva infantil y juvenil, salió de aquí: de la Escuela Deportiva de Altair. Está en las hemerotecas y es fácilmente comprobable [6]. No es una exageración decir que las escuelas deportivas surgidas posteriormente, que son decenas, no hubieran sido posibles sin la iniciativa y el esfuerzo inicial de la EDA.

[1] Cfr. Juan José Molina, “Pretendemos educar a través de el deporte”, Revista Altair, XXV aniversario Escuela Deportiva, junio de1999, pp. 10-11.

[2] Benito Castellanos, “Ginés López Cirera en Altair: Puestos de droga en el distrito séptimo”, en Diario Suroeste, Sevilla, 22 de octubre de 1976, p. 19.

[3] “Altair, educar para servir a la sociedad”, disponible en http://opusdei.es/es-es/article/altair-educar-para-servir-a-la-sociedad/, 11 de enero de 2013, consultado el 12 de mayo de 2015.

[4] Cfr. Juan José Molina, “Pretendemos educar a través de el deporte”, Revista Altair, XXV aniversario Escuela Deportiva, junio de 1999, p. 10-11.

[5] Javier Delgado, “Presentación álbum Temporada 2013-2014”, en Revista 40 años de la EDA, junio de 2014.

[6] Cfr. “Primera escuela sevillana de fútbol infantil”, en El Correo de Andalucía, 5 de junio de 1975. / Benito Castellanos, “José Emilio del Pino, director de la I escuela de fútbol infantil”, en Sevilla, diario de la tarde, 19 de junio de 1975. / “Cuarenta años de las primeras gestiones para la creación de la escuela Altair”, en ABC de Sevilla, 23 de mayo de 2011, p. 112.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s