DE TRIANA A SU EMINENCIA

Altair había nacido a comienzos de los años sesenta del pasado siglo en el populoso barrio sevillano de Triana. Rápidamente el entorno se le quedó pequeño. Las potencialidades de Altair chocaron con un insalvable problema: la escasez de terrenos disponibles entre Triana y el muro de defensa, límite natural del barrio. Pero Altair, como sus alumnos, nació con deseos de progresar y aspiraba a servir con eficacia a las amplias capas necesitadas de la sociedad sevillana. Era razonable, por lo tanto, que Altair decidiera buscar su nueva sede en una de las muchas zonas de Sevilla con necesidades de escolarización.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s